Suelos fotovoltaicos

Módulos fotovoltaicos transitables y antideslizantes

Disponemos de suelos en diferentes colores para adaptarnos a sus necesidades . Consúltenos

En Grupo GISAMA instalamos suelos fotovoltaico que se pueden pisar. Gracias a este innovador producto, la superficie dedicada a la producción de energía verde se amplía y alcanza lugares que nunca antes se habían tenido en consideración.

Tener una instalación fotovoltaica en el suelo significa tener una mayor accesibilidad a la instalación, que se traduce en comodidad de instalación y de mantenimiento, además de una reducción en los gastos de instalación, limpieza y mantenimiento.

Este sistema de pavimentación fotovoltaica es un suelo flotante. Se instala en posición elevada respeto al suelo mediante el uso de un soporte mecánico regulable que lo separa del terreno a una altura de entre 3,5 y 5 cm. En este espacio que se crea se pueden ocultar las conexiones eléctricas para que, en un futuro, se puedan acceder a las mismas con facilidad para realizar inspecciones, mantenimiento e intervenciones (por debajo de una instalación normal de techo).

En lugar del clásico suelo de asfalto, cemento, baldosas o placas de materiales variados, hoy ya es posible instalar un sistema de pavimentación formado por módulos fotovoltaicos y darle vida al suelo con nueva energía, transformar el terreno sobre el que caminamos en una nueva fuente de energía: la energía del sol que ahora nace también de la tierra.

Y de noche, un sistema de iluminación LED colocado en los perfiles de la instalación permite apreciar el valor estético de la instalación, además de darle la máxima funcionalidad a las superficies fotovoltaicas.
Mockup_floor_GREEN Mockup_floor_GREEN_night
Mockup_floor_BLACK Mockup_floor_BLACK_night
Mockup_floor_GOLD Mockup_floor_GOLD_night

Tener un panel fotovoltaico sobre el suelo supone mayor comodidad de instalación y mantenimiento y potencialmente una reducción en los gastos de instalación, limpieza y mantenimiento.

Los módulos fotovoltaicos se componen de una superficie de vidrio de 70 x 103 cm que se pueden componer y colocar como más guste.

Se puede pisar sin problemas: el vidrio de los módulos se ha templado mediante de una técnica especial para que sea antideslizante y pueda soportar hasta un peso de 200 kg/m2.

Cada módulo fotovoltaico está compuesto por 24 células con una potencia de 100/120 W, dependiendo de la coloración, con un vidrio con un grosor de 20 mm sin los marcos de aluminio.

Contáctenos por Whatsapp

¿Presupuesto? ¿Alguna Duda? Contacto fácil por Whatsapp

Déjenos sus datos y contactaremos con usted

Soporte técnico y comercial